Día 18. Héas-Hospital de Parzán: Mayoría de edad en las alturas.

Lirios en la niebla.

Lirios en la niebla.

A 2500m de altura. De collado en collado, de horqueta en horqueta. Y así durante la mayoría del día de hoy. Sobrepasando la niebla y andando por encima de ella. Ajena al mundo desde que conseguí, tras más de 1000m de ascenso, llegar al sol y, tras él, al primero de los puntos culminantes del día de hoy, la Horqueta de Héas. Un collado mínimo en espacio pero inmenso en panorámica que no se deja adivinar desde abajo y que sorprende no solo por su estrechez sino también por la desnudez de la pizarra que lo configura en su totalidad.

A partir de allí, un paseo por las nubes que conduce, tras dos collados más, al Circo de Barrude. Lo recorro en todo su perímetro y el calor del espléndido sol que me acompaña se debate con la brisa helada de las alturas hasta llegar, ya en su punto final, a los hermosísimos lagos con que culmina y a contemplar los hierros destrozados y desparramados de lo que una vez fue el refugio de Barrude. Algún alud o temporal debió hace años entretenerse en destrozarlo y esparcir sus restos cual nave espacial estrellada en un planeta hostil.

Lagos de Barrude (o Barrosa)

Lagos de Barrude (o Barrosa)

Al final, y tra un último collado, una nueva, interminable, bajada. ¿Será mi subconsciente o es que cuanto más bajo más lejos queda el río Barrosa, al fondo del valle? Inmensas eses que recorren la montaña de extremo a extremo. Los pies quemando pero aguantando gracias al ibuprofeno que me he tomado antes de empezar el descenso. El sol ardiente. Mi cuerpo en forma. ¿Cuántos kilómetros quedan? Aún bastantes. La etapa es larga.

Hoy me espera Ramon al final de la jornada. Viene a servirme de apoyo y a acompañarme en alguna etapa. ¡Me voy a liberar del mochilón durante algunos días! ¡Y eso que creo que ya estoy definitivamente acostumbrada a él! Estoy impaciente por ver cómo es subir sin lastre. ¿Será igual de penoso?¿Podré, por fin, sentirme ligera?¿Seguirán adelantándome todos los excursionistas? ¿Estaré haciendo trampa?

Panorámica desde la Horqueta de Héas

Panorámica desde la Horqueta de Héas

En un par de días el tiempo se estropea lo que supone paréntesis obligado y reorganización de etapas. Además, tengo que estudiar mapas y paradas porque se avecinan días en los que, de nuevo, va a ser difícil coincidir con sitios civilizados.

Continuará…

14 pensamientos en “Día 18. Héas-Hospital de Parzán: Mayoría de edad en las alturas.

  1. A ver….que Ramón esté al final de la jornada me parece perfecto…que te acompañe en las etapas nada que objetar….pero ¿abandonar la mochila?…..A ver explícate….¿quien lleva la mochila? ¿Ramón? ¿O has contratado un porteador? Jajaja

    Por cierto…¡un fuerte abrazo para Ramón! y para ti..lo de siempre….¡miles de besos y abrazos y mucho ánimo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola desde Sevilla!!!
    La semana pasada Miguel, Antonio y Rocío me comentaron tu aventura. Acabo de ver tu blog y que sepas me he quedado enganchada: Ya no podré pasar sin saber de tus pies y rodilla.

    Eres potente Elisa.

    Ah… y el Himalaya seguro se culminó gracias a la ayudita de los sherpas, no?

    Besazos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Brava, Elisa!
    Como nos tienes acostumbrados, una maravilla tus relatos, tu siempre
    impecable escritura, los lugares que nos muestras y tu entusiasmo!!!
    ,,,depues de la tormenta…
    Besos y a seguir disfrutando…tú y nosotros contigo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s