Día 14. Refugio de Respomuso-Baños de Panticosa: ¡Y YA LLEVO UN TERCIO!

Día 14. Refugio de Respomuso-Baños de Panticosa: ¡Y YA LLEVO UN TERCIO!

Pequeño ibón a la bajada del Cuello del Infierno

Pequeño ibón a la bajada del Cuello del Infierno

Y aún así, me sigo preguntando si podré. ¿Podré con la siguiente pendiente interminable?¿Con la siguiente bajada matapiés?¿Con la siguiente incertidumbre?¿Con el siguiente temporal?¿Con qué me sorprenderá todavía la montaña? Por si acaso, para celebrarlo, hoy he dejado de lado el refugio y me he venido a cenar y a dormir al súper resort que hay al lado. La verdad es que, a pesar del pedazo de baño que me he dado —caliente, en bañera—, de la maravillosa cama —y la intimidad consiguiente—, y la posibilidad de cenar verdura, el sitio me parece un espanto sacado de otra época pero con pretensiones de modernidad. Un sitio rancio con personal rancio (por mucho megaedificio moderno que ocupe) totalmente ajeno al entorno, en el que la conservación es deficiente y ni siquiera el wifi va bien. ¿Dónde está mi amado Edelweis?

Volviendo a transpirenaicas pasadas, uno de mis mejores recuerdos es, precisamente, la bajada a Panticosa desde los ibones azules. Y una de mis peores experiencias de hoy es ver cómo el camino se ha hecho mucho más incómodo de transitar, cómo los pinos torturados que me hechizaron en su momento han desaparecido y cómo mis pies han envejecido y se resisten al machaque de más de 1000m de contínua bajada por lo que parece una pista rellena con piedra suelta. El dolor y el disfrute del paisaje (en este caso de la fuerza del río y de las cataratas y lagunas que va generando a su paso) son, lamentablemente (para mí), incompatibles. Una pequeña decepción.

Bajando a Baños de Panticosa

Bajando a Baños de Panticosa

Pero el día me ha regalado también unas vistas increíbles del circo de Piedrafita, lagos hermosísimos, y el reencontrarme con una de las imágenes que se me quedaron grabadas en su momento: la ascensión al Collado de Tebarray y el paso, muy poco después, por el Cuello del Infierno. Subir a Tebarray significa enfrentarse a un gigante negro al que se asciende por una camino de arenilla también negra con una pendiente de pesadilla. Un entorno volcánico que lleva a un remanso de nieve que se salva trepando durante una distancia considerable (y a una altura no menos considerable) y donde, de nuevo, un paso en falso puede suponer, como poco, un grandísimo disgusto. Me gustan las “grimpadas”, que dirían mis amigos catalanes, y la mochila solo supone un considerable aumento del cuidado y la concentación necesarios, es decir, del tiempo invertido en la empresa. Aún así me alegra llevar delante de mí a una pareja de franceses que me iré encontrando a lo largo del día y que me marcan el camino.

Vista desde el Collado de Tebarray. A la izquierda, el camino al Cuello del Infierno

Vista desde el Collado de Tebarray. A la izquierda, el camino al Cuello del Infierno

El dolor de pies perdura. Necesito descansar. Buenas noches a todos.

Anuncios

7 pensamientos en “Día 14. Refugio de Respomuso-Baños de Panticosa: ¡Y YA LLEVO UN TERCIO!

  1. FELICIDADES POR EL TERCIO !!!! En los próximos días te vienen, hasta Parzán, tres circos preciosos que recordarás por su belleza: Gavarnie, Troumouse y Barroude. En el trayecto Gavarnie-Heas después de la Hourquete d’Alans podras disfrutar de unas lindísimas y mansas marmotas con las que podras sacarte fotos a discreción.
    Cuida mucho tus pies, sigo andando en silencio, menudo chollo, a tu lado !!
    Besos y abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Sabes que mi debilidad es el circo de Gavarnie! En cuanto a las marmotas, estaré atenta! Aunque si son tan mansas como dices seguro que es un espectáculo. Un beso!

      Me gusta

  2. Olvide decir que la foto de Tebarray con el pico del Infierno (3.076 mts) te ha salido preciosa y celebro que el sendero haya estado limpio de nieve. Me tenia preocupado este paso,… A partir de ahora, por nieve, tienes via libre !!

    Le gusta a 1 persona

  3. Claro que podrás!! Leyendo tus ganas de ver todo lo que te depara el camino se sabe que podrás. Y además estas conociendo a personas que te hacen tu caminar más llevadero. Me alegro
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  4. Que bonito todo, Elisa!!!!
    Es emocinante “caminar” contigo en este viaje, y desde mi escritorio constatar una vez más que (para mí) viajar, conocer, y compartir es de las cosas más bonitas que te puede deparar la vida.
    Enhorabuena por el tercio…y con respecto a los otros dos que quedan…felicidades de antemano ;-)))))
    Poder?…como no, mujer de poca fe!!!…jajaja!
    Al revés, a medida que van pasando los días más capaz te debes sentir, no? Al menos yo lo veo así, aunque lo haga desde la silla, delante del ordenador y ante un montón de papeles, con el aire acondicionado (qué veranito!!!) y con ganas de salir a recorrer…
    Besos y forza!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Pues aunque parezca raro, la cosa cada vez se ve más difícil!!!! Pero sea como sea, de momento sigo y la experiencia es maravillosa. Muchos ánimos a ti!! Que la torridez sevillana no es la circunstancia idónea para trabajar! Pero tú puedes! Besos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s