De azul y verde

Azul el cielo, a pesar de las salvadoras nubes, y el mar. Azules las flores (vale sí, más bien malvas) y ¡azul eléctrico algunas de las libélulas que rondaban el agua del riachuelo en el que me he lavado los pies! Verde todo lo demás: los helechos, los prados, los acebos, los castaños, la hiedra, el musgo omnipresente… Verde es hasta el color de la sonrisa que me dibuja en la cara el merecido descanso. No podía ser de otro color, se contagia del entorno.

1692A33B-BF30-4E80-BF6F-3EFCE9D92D99

Playa de Hendaya

959E33DD-6EF7-49D8-AA11-B424972FFBE9

Foto muy mala de dos libélulas en un acebo

Hoy puedo corroborar que: 1) Estoy más en forma que hace cuatro años, pero… 2) Los pies sufren más que entonces. 3) Ya no me gustan los helechos (tengo miedo de los mosquitos que esconden). 4) Adoro la app de Wikiloc para móvil.

Aparte de eso, pensaba en que, si voy a seguir con este blog, no quiero que sea una repetición de lo hecho hasta ahora. En algún momento, me rondó la idea de cambiar el “femenino singular” por un “femenino plural” y, aunque ande en solitario, dedicar cada día a una de esas mujeres que, cercanas o no, conocidas o tampoco, me parecen valiosas, fascinantes, inspiradoras… Mujeres de las que aprendo, a las que admiro o a las que quiero. O todo junto. Y pensándolo bien, me sigue gustando la idea de hacerlo.

Pero como todo en este viaje es un poco improvisado, habrá que esperar a mañana para saberlo porque hoy de quien me he acordado es de tres hombres: mi neurocirujano, mi traumatólogo y mi osteópata. ¡Ya me gustaría que hubieran sido mujeres pero, disculpad la broma, de tan buenos que son casi lo parecen!

El primero de ellos es Manuel Juliá Narváez, que me operó en 2016 de una hernia cervical que no me dejaba vivir. Un hombre extraordinariamente afable y afectuoso que me rajó el cuello de forma impecable y me insertó un trozo de pvc donde antes tenía una vértebra. Desde entonces soy Robocop en versión plástico pero el dolor se esfumó. El segundo, Manel Bacells, traumatólogo y sin embargo amigo que, entre coña y coña, me salvó de una doble operación de pie con tres “pinchacitos” dolorosísimos pero certeros que consiguieron regenerar lo irregenerable. Finalmente, Marcos (¡no sé su apellido!), que tiene rallos x en los ojos, que retuerce cuerpos como nadie y que en solo dos sesiones me ha quitado unos cuantos dolores (también de pies).

No me resisto a terminar con una foto del prado en el que estrené mi tienda (y mi saco, y mi colchoneta y mi…) en aquella primera etapa de mi Transpi primigenia. Ese día el hostal de collado de Lizuniaga estaba cerrado. Hoy está abierto y he optado por cambiar el romanticismo por una ducha, la condena a oler mal por la posibilidad de lavar la ropa, y el maravilloso lecho verde por una cama doble. La verdad es que esto último casi me da pena pero debe ser que con la edad me he vuelto práctica. En cualquier caso, veo el prado desde el balcón de la habitación así que, si esta noche me da un ataque de bucólica nostalgia, solo tengo que pegar un salto para impregnarme, más todavía, si cabe, de verde.

4A17D00C-427E-46C4-AECA-48E8CFB0C354

Prado del collado de Lizuniaga

4 pensamientos en “De azul y verde

  1. Grande, Elisa!!!!! Grande, grande!!!! Eres mi heroína! Seguro que al final resultará un viaje distinto pero igualmente enriquecedor…si no más!!!!
    Sigue contándonos , guapa, que resulta un enorme placer leer tus pequeños relatos, tan bien escritos (!!!!) y tan evocadores.
    Bss a la “trotamontes”más disfrutona…

    Le gusta a 1 persona

    • Mil gracias Cristina!!! Aquí seguimos, disfrutando y olvidándonos de los desatinos laborales, que lo que importa, como bien sabes y ejerces, es todo aquello que está fuera de ese ámbito! Un beso!

      Me gusta

  2. A pesar de la distancia, leerte es estar ahí contigo por un ratín. Encantada de que, a pesar de tu aprecio a la soledad, nos dejes acompañarte en esta nueva aventura y disfrutar de otra manera tus sensaciones. Muacksss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s